El chocolate en México: usos, costumbres e historia

1075

Hoy en día la cultura y las tradiciones mexicanas han impactado y dado la vuelta al mundo con sus colores, olores y sabores. El impacto ha sido tanto que México fue el primero en convertir su arte culinario en patrimonio cultural reconocido por la UNESCO desde el 2010.

En noviembre se festeja el Día de Muertos, una de las tradiciones mexicanas más valoradas en nuestro país y que ha trascendido al mundo. En México, cada región y cada pueblo tiene sus ritos y costumbres, pero la celebración del Día de Muertos se encuentra en todos y cada uno de ellos, en donde cada familia espera recibir las almas de los seres amados que ya no están en esta vida.

El elemento más significativo de esta fiesta son los altares con sus ofrendas, en los que resalta la imagen del ser querido ante los ojos de los vivos, llena de simbología, raíces prehispánicas e historias familiares.

Las famosas y adornadas “calaveritas” tampoco faltan en las ofrendas, las cuales pueden ser de azúcar, amaranto, incluso de gomitas y, claro, chocolate, las cuales se han convertido en uno de los símbolos más relevantes de esta fiesta.

Se dice que la calaverita encarna a quien recordamos y que al poner una segunda con el nombre de la persona que aún vive, se guarda un espacio para ella en el inframundo, sellando así su destino con sus fieles difuntos.

Esta no es una ocasión que manifiesta tristeza, al contrario, en México se celebra a la muerte y a la vida, precisamente porque el Día de Muertos es una fiesta, en donde siempre está presente en sus ofrendas el chocolate de mesa o preparado, junto con otros alimentos que se disfrutan en familia y que eran del agrado de los seres queridos que se recuerdan.

Además no falta el pan de muerto con chocolate, el mole y aquellos guisos típicos de cada región distinguiéndose algunos con base a cacao así como bebidas calientitas para la noche de muertos y alimentos que se preparan para festejar la vida y la muerte.

Dentro de este mes tan significativo también resalta la Revolución Mexicana. ¿Cuál es la conexión con el chocolate? El derivado del cacao, consumido desde hace miles de años y tradicionalmente combinado con agua siempre ha tenido lugar en la alimentación de los mexicanos.

La que alguna vez fuera la bebida de preferencia del emperador mexica Moctezuma, también jugó su papel en la Revolución gracias a sus increíbles propiedades, las cuales se pueden gozar al día de hoy.

Antes de que el café se convirtiera en una bebida tan popular como lo es hoy en día, el chocolate caliente era la bebida por elección. Su delicioso sabor atraía a todas las clases sociales, mientras que sus atributos complementaban la dieta de tropas de todo bando.

Entre los conocidos beneficios de una buena taza de chocolate destacan:

  • Antioxidante: el cacao y la temperatura caliente ayudan al corazón y presentan un impacto positivo en el organismo.
  • Fuente de calcio.
  • Reduce el estrés.
  • Mejora la salud de tu piel.
  • Activa la circulación sanguínea.
  • Mantiene saludable el cerebro.

El chocolates es el complemento perfecto para degustar un rico pan en el desayuno o en la merienda. Independientemente de que sea preparado en leche o en agua, ya que este último método de preparación potencializa la presencia de antioxidantes concentrados en los ingredientes naturales.