El arte de la indumentaria y la moda en México 1940-1950

1797

El diseño, la pintura, el arte popular, la fotografía, así como la reunión de dos tradiciones textiles que entrelazan un mosaico entre moda, cosmogonía mexicana y las tendencias culturales de los siglos XX y XXI se muestran a través de 400 piezas en la exposición El arte de la indumentaria y la moda en México 1940-1950, en el Palacio de Iturbide.

Esta muestra, realizada en colaboración entre la Secretaría de Cultura, a través de la Dirección General de Culturas Populares; Fomento Cultural Banamex, y la revista Vogue, se revisan 75 años de historia a través de 100 colecciones públicas y privadas que hacen visible el vínculo entre tradición popular, historia y cambios sociales en el México contemporáneo.

La exposición pone en primer plano la importancia de nuestras raíces y vestimenta, al ser la primera vez que se reúnen en México dos universos textiles: el de las prendas heredadas por las culturas originarias, colmadas de símbolos y color, y por el otro el de los diseñadores contemporáneos que han creado un estilo a partir de la reinterpretación de esa tradición.

Alberto Gómez Alcalá, director de Estudios Económicos y Comunicación de Banamex, dijo que esta muestra ofrecerá al público en diversos núcleos divididos por décadas y tendencias, un atractivo recorrido por las indumentarias que dan fuerza a nuestra identidad y al mismo tiempo permitirá apreciar la manera cómo se ha consolidado la moda en México a través de las décadas.

Cándida Fernández de Calderón, directora de Fomento Cultural Banamex, comentó que esta exposición permite mostrar al textil convertido en moda y tradición que forman parte de un crisol de raíces que han evolucionado a lo largo de los años, surcando dos siglos y sosteniendo un diálogo que es muestra viva de nuestra cultura.

En esta muestra se pueden apreciar piezas de moda e indumentaria, como un traje tojolabal de alta costura realizado en 1965; el traje mixteco de algodón coyuchi; el traje zapoteco tejido en ligamento de cara de urdimbre, y el posahuanque de hilos de seda cruda.

También destacan piezas únicas, como el vestido corto sin mangas usado por la actriz María Félix en 1958, y el vestido largo de silueta usado en 1956 por Silvia Pinal para el retrato que le hizo Diego Rivera, obra plástica de gran formato que también se exhibe en la exposición.

Otras instituciones y colecciones privadas que participan en la exposición son el Museo Textil de Oaxaca, el Centro de Textiles del Mundo Maya, la Colección de Indumentaria Mexicana Luis Márquez Romay, el Museo Belber-Jiménez, la Universidad del Claustro de Sor Juana, el Museo de Historia Mexicana de Monterrey y la Colección Ruth Lechuga del Museo Franz Mayer.

La exposición El arte de la indumentaria y la moda en México 1940-1950 permanecerá hasta el 2 de agosto en el Palacio de Cultura Banamex-Palacio de Iturbide, ubicado en Madero No. 17, Centro Histórico de la Ciudad de México.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *