Con la música se construye tejido social en las Comunidades

283

Alejandra Frausto Guerrero, secretaria de Cultura de México, se reunió con 90 directores en representación de las 103 agrupaciones musicales comunitarias pertenecientes al Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM), durante los trabajos de análisis del “Modelo de educación musical comunitaria: un modelo para armar”.

Previo a la jornada de cierre, Frausto Guerrero afirmó a los presentes que esta administración trabaja, a través de Cultura Comunitaria, donde se conjuntan los Semilleros Creativos, incluyendo los musicales, para construir tejido social a través del arte. En esos trabajos, agregó, la función de los maestros es fundamental.

“Urge atender a las niñas y a los niños que viven en una fisura social, en una situación complicada, que tienen muchas cosas alrededor que les llaman y que nosotros estamos dando una alternativa de construcción. Lo que ustedes están haciendo es justo dar una opción a estas niñas, a estos niños, para que conozcan otra realidad, para que sueñen y para que sepan que sí hay de otra y que la manera más profunda de transformar su vida es el arte. Y la música encima hace comunidad”, afirmó.

Debido a la importancia del arte para la transformación del país, la encargada de la política cultural dijo que este movimiento cultural y comunitario se fortalecerá y crecerá a nivel nacional.

En su oportunidad, Eduardo García Barrios, coordinador nacional del SNFM, destacó que el camino para seguir haciendo comunidad juntos es justo la implementación de esta metodología que “no es una receta, no es una serie de pasos a seguir, sino que es una invitación a la reflexión, a construir juntos, nosotros le llamamos el Modelo para armar, parafraseando al escritor argentino Julio Cortázar, donde la enorme responsabilidad es que las fichas que tenemos, que van desde las premisas del modelo (el principio sistémico, el trabajo colegiado, la vinculación del programa comunitario con el profesional, la visión comunitaria), sus ámbitos, sus aspectos, sus herramientas, cada maestra y cada maestro basándose en el trabajo colegiado va a ir construyendo día a día”.

Asimismo, subrayó que no se debe olvidar que en este modelo la práctica musical colectiva es la fuerza transformadora que propicia el empoderamiento de niñas, niños y adolescentes, a través de la energía común que producen mediante el sonido, el cual los conecta en lo emocional (porque sienten sus vibraciones), social (se asociación y hacen una comunidad) y cognitivo (tocan al mismo tiempo).

Cabe destacar que al día de hoy, los Semilleros Creativos de Música están integrados por orquestas, bandas, coros, ensambles instrumentales y tradicionales, distribuidos en 69 municipios de 27 estados del país y que a la fecha beneficia a seis mil 200 niños.