Con donaciones, restauración de patrimonio cultural en Puebla

187

La restauración del patrimonio cultural afectado por los sismos de septiembre pasado se fortalece con la importante donación al Fideicomiso Fuerza México por parte del rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza y del empresario mexicano, José Antonio Fernández.

La secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, celebró la generosidad y solidaridad de esta donación de 4.8 millones de pesos que se destinará a la restauración de cuatro inmuebles históricos en la ciudad de Puebla:

  • Capilla de la Purísima Concepción y Capilla de San José, ambas en la ciudad de Atlixco de las Flores
  • Templo de San Diego Alcalá, del siglo XVI, en Huejotzingo
  • Capilla de la Verónica, construida en el siglo XIX, en la ciudad de Puebla

María Cristina García Cepeda anunció esta donación, acompañada por Antonio Gali Fayad, gobernador de Puebla; Alejandra Kuri Castro, directora ejecutiva del Fideicomiso Fuerza México; Alfonso Carrillo, director general del Observatorio de la Industria de la Construcción y miembro del Consejo Técnico del Fideicomiso Fuerza México, y Genaro Borrego Estrada, en representaciónn de José Antonio Fernández.

García Cepeda afirmó que este gesto de Pablo Hermoso de Mendoza y José Antonio Fernández es un ejemplo de solidaridad que servirá de inspiración para que otros actores de la sociedad civil y empresarial se sumen a este gran esfuerzo.

Adimidmo, refrendó el amplio compromiso de la Secretaría de Cultura para salvaguardar los monumentos históricos y reconoció la labor de las instituciones de gobierno y de cultura de los 11 estados que han sufrido daños, para trabajar de forma conjunta en recuperar lo que nos une y nos enorgullece.

“Es en la cultura, en esa patria común donde los mexicanos encontramos nuestra amplia y rica diversidad, la profunda raíz milenaria que alimenta el futuro”.

El gobernador Antonio Gali Fayad dijo que en Puebla el mayor daño fue el patrimonial en templos del siglo XVI, XVII y XVIII que suman casi 500 edificios históricos dañados, pero al mismo tiempo se ha visto la respuesta de unidad de las instituciones y de la sociedad civil.

Pablo Hermoso de Mendoza agradeció la participación de las instituciones mexicanas para que esta aportación pueda ser canalizada de forma transparente, rápida y directa a fin de apoyar a las comunidades que lo necesitan.

“Esto lo hago por un país al que debo muchísimo. México me abrió las puertas de forma muy generosa hace más de 18 años y tendré siempre una deuda con su gente y su gran cultura”, dijo.