Ciudades centradas en las personas y la convivencia

664

CoRe Ciudades Vivibles y Amables, asociación civil que promueve estrategias urbanas para transformar las ciudades, presentó la versión en español del libro: Ciudad Suave. Construyendo proximidad, diversidad y densidad para la vida cotidiana, de David Sim, el cual muestra cómo las ciudades más suaves, en cuanto a la relación con el planeta, los espacios y las personas, pueden coexistir en estrecha cercanía, dando como resultado una mejor calidad de vida.

En el evento virtual realizado por CoRe, además del autor David Sim, el panel estuvo encabezado por Mónica Arzoz Canalizo, fundadora de Arzoz, taller de arquitectura y urbanismo; Enrique Soto Alva, responsable de la Maestría en Gestión Urbana y Políticas Públicas en el Posgrado de la UNAM, y Zara Snapp, coordinadora de CoRe Ciudades Vivibles y Amables, AC, quien fungió como moderadora.

David Sim es urbanista, socio y consultor senior de la firma danesa Gehl Architects. En su obra, Sim ofrece inspiración, ideas y orientación en un paquete muy visual para cualquier persona interesada en el desarrollo urbano de las ciudades. El arquitecto escocés indica que los países hispanoamericanos son una tierra particularmente fértil para el desarrollo de ciudades más suaves, su estructura física de calles y espacios públicos bien definidos que permiten la coexistencia de diferentes actividades, siendo una base excelente para facilitar la vida cotidiana.

“Específicamente para México, diría que hay desafíos relacionados con el hecho de que muchas personas no caminan o no pueden caminar en su vida cotidiana. La cantidad de tiempo que las personas pasan en el tráfico todos los días sólo para ir al trabajo y ocuparse de su vida cotidiana es otro gran tema. Esto está directamente relacionado con el hecho de que la ciudad está segregada espacial y funcionalmente y hay grandes distancias”, expresó David.

Sin embargo, “lo que me da optimismo cuando visitó México es la escala humana de los edificios de altura media y baja, los patios frescos y atractivos y la cultura de distintos vecindarios locales (barrios), con muchas pequeñas tiendas y negocios lo que me hace pensar que vivir localmente es factible y también agradable”, agregó el autor.

La obra refleja un extraordinario interés por la gente y la vida, así como la importancia de ver, observar y reflexionar sobre las escenas que transcurren en las ciudades que se puede resumir a la ecuación: Densidad x Diversidad = Proximidad. Sim se inspira en la tradición de planeación nórdica, retomando los trabajos de Jan e Ingrid Gehl que desde la década de 1970 crearon un enfoque interdisciplinario para priorizar la vida humana sobre la forma construida.

El libro se divide en tres capítulos que abordan los desafíos vitales del siglo XXI. El primero, «Construyendo barrios: vivir localmente en un mundo que se urbaniza”, trata sobre cómo encarar el reto de la urbanización, acomodando tanto la densidad como la diversidad en el mismo lugar para vivir lo más localmente posible; el segundo, “Moverse y congeniar en un mundo congestionado y segregado”, aborda el desafío físico y social del movimiento de las personas, y el tercero, “Conviviendo con el clima en la época del cambio climático”, habla de conectar mejor a la gente que vive puertas adentro con lo que está fuera, aumentando su conciencia sobre los elementos de la naturaleza.




Deja una respuesta

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *