Search

Primer Consenso Mexicano de Hipertensión Pulmonar

En el marco del Día Latino de la Hipertensión Pulmonar, que se conmemora el 28 de noviembre, médicos especialistas presentaron el  Primer Consenso Mexicano de Hipertensión Pulmonar por Tromboembolia Crónica (HPTEC), documento único en Latinoamérica que facilitará a los profesionales de la salud el reconocimiento, diagnóstico y manejo adecuado de los más de mil 500 pacientes mexicanos que se estima viven con este grave padecimiento.

El principal beneficio que este Consenso tiene para los pacientes con HPTEC es que reconoce a esta enfermedad como un padecimiento diferente a otros tipos de Hipertensión Pulmonar, el cual requiere un manejo especial, ofreciendo mayor certeza a cada paciente de que está siendo tratado correcta y oportunamente -ya sea a través de cirugía o terapias farmacológicas específicas- a fin de garantizar una mejor expectativa de vida y reducir el riesgo de mortalidad por esta causa.

La Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica es un padecimiento complejo y por ende, muchas veces diagnosticado y tratado de manera errónea, al confundir sus síntomas (falta de aire, fatiga, desmayo e insuficiencia cardiaca derecha) con asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o hipertensión pulmonar idiopática, lo cual llega a retrasar hasta 14 meses (a partir del inicio de los síntomas) el establecimiento del diagnóstico correcto, expresó el Dr. Tomás Pulido, Jefe del Departamento de Cardioneumología del Instituto Nacional de Cardiología “Dr. Ignacio Chávez”.

En ese sentido, el Consenso Mexicano de Hipertensión Pulmonar por Tromboembolia Crónica marca un avance sin igual en la atención al paciente, ya que al establecer los criterios clínicos de esta enfermedad, contribuirá a disminuir de manera significativa el tiempo de diagnóstico y la elección del mejor plan terapéutico.

“Este documento surge de la necesidad de establecer los criterios para determinar el diagnóstico correcto de la HPTEC; de contar con los lineamientos y criterios de selección para los pacientes que pueden ser candidatos a cirugía (endarterectomía pulmonar), e identificar aquellos no elegibles para tratamiento quirúrgico y determinar otras opciones, como medicamentos específicos o procedimientos intervencionistas”, destacó la Dra. Nayeli Zayas, médico adscrito al Departamento de Cardioneumología del Instituto Nacional de Cardiología “Dr. Ignacio Chávez”.

Por su parte, la Dra. Guadalupe Espitia, neumóloga adscrita al Hospital Regional Primero de Octubre del ISSSTE, mencionó que la HPTEC requiere atención inmediata, ya que sin un diagnóstico y tratamiento oportuno la expectativa de vida se reduce a un promedio de 2.8 años a partir de haberse manifestado el padecimiento. No obstante, si el abordaje médico es el adecuado, esta enfermedad es potencialmente curable y/o controlable.

Afortunadamente en el Consenso se exponen acertadamente procedimientos precisos como la endarterectomía pulmonar que ofrece a los pacientes elevadas posibilidades de curación, y contempla el único tratamiento farmacológico (integrante de una nueva clase terapéutica denominada estimuladores de la Guanilato Ciclasa soluble) capaz de controlar adecuadamente esta enfermedad en pacientes que no pueden ser sometidos a cirugía o que posterior a la operación reinciden, abordando así todas las opciones terapéuticas que garanticen bienestar y calidad de vida a los pacientes con HPTEC, agregó la especialista.

Los especialistas indicaron que el éxito en el tratamiento de la HPTEC, además de depender del esfuerzo conjunto de un equipo multidisciplinario (cirugía, cardioneumología, neumología, cardiología, imagenología, anestesiología y terapia intensiva), el paciente debe ser atendido en  centros con experiencia en el diagnóstico y tratamiento de la HPTEC, como el Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, el Hospital Regional Primero de Octubre del ISSSTE y el Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS.

Asimismo, coincidieron en que el Consenso Mexicano de Hipertensión Pulmonar por Tromboembolia Crónica coloca a México a la vanguardia en el manejo de esta enfermedad, pero más importante aún, ofrece la esperanza de brindar bienestar y salud a los pacientes y sus familias.

El Consenso Mexicano de Hipertensión Pulmonar por Tromboembolia Crónica fue elaborado por un amplio grupo de especialistas de las principales instituciones de salud pública del país, de áreas como neumología, cardiología, cardioneumología, hemodinamia, terapia intensiva, ecocardiografía, radiología y cirugía cardiovascular, y publicado recientemente en la revista Archivos de Cardiología de México, órgano oficial del Instituto Nacional de Cardiología y de la Sociedad Mexicana de Cardiología.