Search

Mejorar la calidad de vida de niños y adultos con psoriasis

En el marco del Día Mundial de la Psoriasis, a celebrarse este 29 de octubre, se hace un llamado para que la población realice acciones encaminadas a identificar, diagnosticar y tratar este padecimiento que afecta a niños y adultos, cuya calidad de vida se ve severamente afectada a causa de esta enfermedad.

La psoriasis es un padecimiento crónico, no transmisible, doloroso, que desfigura e incapacita.

La prevalencia de este padecimiento, reportada en diversos países, varía entre 0.09% y 11.4%, haciendo de éste un problema de salud a nivel mundial, tanto que la Organizacional Mundial de la Salud (OMS) publicó un reporte mundial sobre la enfermedad en el cual destaca que muchas personas en el mundo sufren innecesariamente de psoriasis debido a un diagnóstico incorrecto o retrasado, opciones inadecuadas de tratamiento y falta de acceso a la atención.

En México, la psoriasis representa el 2% de la consulta dermatológica, con una prevalencia aproximada de 2.5 millones de personas afectadas, de las cuales 25-30% tiene cuadro clínico de moderado a severo.

Es una enfermedad autoinmune que involucra a la piel y a las uñas, y está asociada con varias comorbilidades.

“Es importante que el paciente reciba un diagnóstico oportuno y tenga acceso a tratamiento con inmunoterapia dirigida para que aminoren o disminuyan los síntomas visibles, los cuales son la principal causa de depresión y ansiedad, estigma y discriminación por parte de la sociedad”, aseveró la Dra. Teresa Barrón, médico adscrito al Servicio de Dermatología del Hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE.

Psoriasis pediátrica

Aunado a esto, la psoriasis pediátrica impacta directamente en la calidad de vida de los niños, afecta al 2% de la población general, y representa el 4% de las dermatosis en pacientes menores de 16 años, y el 50% de éstos llegan a desarrollar estrés emocional y su calidad de vida se ve seriamente afectada. Este padecimiento tiene un gran impacto en la vida, ya que desde muy temprana edad pueden llegar a padecer problemas de salud mental.

La Dra. Esther Guevara, médico adscrito al Servicio de Dermatología del Hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE, explica que hay que poner especial atención a los síntomas de la enfermedad ya que ésta va más allá de la piel. “Los padres y los menores afectados deben saber reconocer los síntomas para obtener el diagnóstico y tratamiento necesario a fin de que no tengan el riesgo de verse afectados por otros trastornos como la obesidad y la dislipidemia (que puede ser responsable de arterias obstruidas, infartos, derrames cerebrales y otras complicaciones del sistema circulatorio), ya que presentan una importante comorbilidad con esta enfermedad”.

La psoriasis infantil tiene semejanzas con su presentación en el adulto, pero debe tener un manejo terapéutico diferente, y es primordial que los médicos especialistas estén al tanto de que existe el tratamiento biológico que ayuda a controlar y a que no prevalezcan las manifestaciones de la enfermedad.

“Todos los días nos esforzamos para descubrir y ofrecer nuevas formas para mejorar la salud. Nos apasiona nuestro trabajo y nos impulsa el impacto que podemos tener en la salud de las personas y en las comunidades alrededor del mundo. El manejo de la enfermedad con una terapia biológica en estadios tempranos de la enfermedad puede aumentar la calidad de vida de los pacientes y ayudar a controlar su padecimiento, siempre bajo vigilancia del dermatólogo”, concluyó el Dr. José Luis Cañadas, director Médico de AbbVie México.