Search

Hidradenitis Supurativa, enfermedad poco conocida

Con motivo de la Conmemoración del Día Mundial de la Hidradenitis Supurativa (HS), celebrado el 12 de junio, la presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología, la Dra. Linda García, y la Dra. Lorena Estrada, Jefa del Departamento de Dermatología en el Hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE, en conferencia de prensa, hablaron sobre el impacto de este padecimiento en la economía de los hogares mexicanos así como la contribución que la Fundación Mexicana para la Dermatología ha realizado en beneficio de los pacientes con HS, ya que se estima que ésta afecta alrededor del 1% al 4% de la población adulta mundial y genera altos costos para el paciente y sus familias.

La Hidradenitis Supurativa, en ocasiones llamada coloquialmente “golondrinos”, es una enfermedad inmunológica, inflamatoria, crónica y recurrente de la piel, que suele aparecer después de la pubertad y se manifiesta a través de lesiones dolorosas, entre ellas nódulos inflamados o abscesos, en las regiones con alta densidad de glándulas apócrinas (un tipo de glándulas del sudor).

Los primeros síntomas de la enfermedad aparecen en edades tempranas, entre los 15 y 20 años de edad, y las mujeres tienen más probabilidades de padecerla que los hombres.

Aproximadamente, el 50% de los pacientes con HS experimentan lesiones inflamadas recurrentes, dolor, escozor, picor y secreción maloliente. Estos síntomas generan un efecto devastador en la calidad de vida de los pacientes, psicológicamente (vergüenza o estigma), y físicamente (restricción de movimientos, actividades de esparcimiento y de ocio).

“La importancia del diagnóstico oportuno por el especialista es fundamental, ya que el diagnóstico correcto puede tardar más de ocho años. Los pacientes con HS sufren un gran deterioro en la calidad de vida, incluso mayor que en muchas otras enfermedades de la piel como la psoriasis o el acné común. Por ello, la educación para el paciente es fundamental para la Fundación Mexicana para la Dermatología”, puntualizó la presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología, la Dra. Linda García.

Asimismo, debido al carácter crónico de la enfermedad, la edad en que se presenta y a las repercusiones que tiene sobre la calidad de vida (incluso en casos leves), la HS se asocia con periodos largos de ausentismo laboral y con los costos que genera para los pacientes y sus familias, ya que dejan de percibir un ingreso y, en ocasiones, terminan haciendo un gasto de su bolsillo para la atención de la enfermedad, debido a que hacen uso más intensivo de los servicios de urgencias y de hospitalización, y los costos totales de atención son elevados cuando se comparan con otras patologías.

“Aunado a la afectación personal, la HS afecta económicamente a los pacientes al impedir que trabajen tiempo completo o que puedan desempeñar sus labores con normalidad, ya que este padecimiento llega a restringir sus movimientos aunado a los estigmas que pueden enfrentar los pacientes”, comentó la Dra. Lorena Estrada, jefa del Departamento de Dermatología en el Hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE.

Finalmente, el tratamiento tradicional que se brinda a los pacientes en las instituciones del sector público es costoso dado que, en muchos casos, no se logra un manejo o control adecuado de la enfermedad. Contar con más alternativas terapéuticas como la innovadora molécula de la biofarmacéutica AbbVie, es una opción que representará dar una oportunidad de tratamiento para aquellos pacientes que actualmente no cuentan con más opciones para ser tratados, y de esta manera impactar positivamente en la calidad de vida de los mexicanos.