Search

Festival Cruzando Fronteras 2017, en Mahahual

Por quinto año consecutivo, la Fundación Mahahual realizó el Festival Cultural en Defensa de la Ecología Cruzando Fronteras, en el paraíso turístico de Mahahual, Quintana Roo, el cual desarrolló más de 40 actividades artísticas, gastronómicas y turísticas.

Con el lema “Puentes, no muros”, la edición 2017 del Festival se llevó a cabo del 20 al 27 de mayo y celebró la diversidad cultural del mundo uniendo el talento de escritores, científicos, artistas, artesanos, directores, guionistas y músicos de América y Europa.

Entre las actividades del programa destacaron los talleres de pintura, cine y escultura, degustación de platillos mexicanos e internacionales, exposiciones de arte, charlas con los artistas y conciertos al aire libre. Cruzando Fronteras 2017 involucró a instituciones que buscan satisfacer las necesidades de arte y de cultura de los habitantes de Quintana Roo, desarrollar la conciencia ecológica en su gente y proporcionar apoyo internacional para la protección del arrecife de coral ubicado en Mahahual, el más grande en aguas territoriales mexicanas y el segundo más grande del mundo (después de la gran barrera de Australia).

“El Festival Cruzando Fronteras es un proyecto derivado de la pasión de un grupo de entusiastas que, por medio de la Fundación Mahahual, tiene la intención de invitar a escritores, artistas, artesanos, directores, guionistas y músicos provenientes de diferentes ámbitos culturales para crear puentes de conocimiento. Sin embargo, más allá de esto somos soñadores que, en 2013, organizamos este Festvial con artistas-líderes de opinión, quienes comparten con nosotros los mismos ideales, la misma lucha de conciencia ecológica”, explicó Luciano Consoli, presidente de la Fundación Mahahual.

“Todos unidos por un fin común: la defensa del medio ambiente. Este Festival es más que un evento, resulta un esfuerzo de la comunidad para atraer los ojos de la opinión pública al paraíso ecoturístico de Mahahual. Buscamos promover una actividad turística positiva, que ayude al destino”, agregó el empresario y organizador.

Mahahual tiene un espíritu indómito que lo ha hecho resurgir muchas veces, la última fue en el 2007 después del devastador huracán Dean, uno de los más desastrosos del último siglo. Además, tiene un extraño destino, recibir en sus costas, a causa de las corrientes oceánicas, toneladas de plástico flotante provenientes de varios países que amenazan la integridad de los frágiles y maravillosos corales y toda la flora y fauna que viven en el ecosistema arrecifal.

A pesar de que la negligencia del género humano, aquí la Madre Naturaleza ofrece uno de los escenarios caribeños de extraordinaria belleza. Mahahual es también un ejemplo positivo de integración multicultural en donde cohabitan ancianos mayas y otras personas provenientes de diferentes regiones de México, además de italianos, ingleses, holandeses, españoles, franceses, americanos, alemanes y mucho más. Todos motivados por un “espíritu pionero de la frontera” en la búsqueda, ante todo, de una diferente calidad de vida y quienes a menudo dejan atrás las grandes ciudades, cada uno a su manera y por diferentes razones. Esta mezcla hace de Mahahual un laboratorio social, increíblemente único e interesante.