Search

El sector inmobiliario turístico se tiñe de verde

La Organización Mundial del Turismo (OMT) anunció que 2017 sería el Año del Turismo Sustentable para el Desarrollo. De esta manera, este año el organismo dependiente de la ONU buscará:

  • Multiplicar los esfuerzos por conservar los recursos naturales y culturales de los destinos turísticos.
  • Planificar y gestionar el desarrollo del sector.
  • Mejorar la calidad del medio ambiente.
  • Ampliar el nivel de satisfacción de los visitantes.
  • Garantizar que los beneficios turísticos lleguen a todos los habitantes de estos lugares.

El reto no es sencillo, ya que practicar el turismo sustentable implica cambio de hábitos y conductas tanto del turista, como de la sociedad, el gobierno y por supuesto, los sectores turísticos, de la construcción e inmobiliario.

Entendida como el compromiso para aminorar el impacto que el desarrollo turístico tiene en el entorno natural y cultural de los destinos, la sustentabilidad turística busca cuidar al máximo los recursos naturales y reducir el impacto negativo que la presencia del hombre pueda dejar en aquellos lugares que son promovidos como destinos vacacionales y de descanso.

De acuerdo al Informe del Mercado Inmobiliario en México de Lamudiel no construir de acuerdo a los climas locales hace que los problemas se incrementen conllevando el aumento del gasto…” El portal inmobiliario concluye que “un balance adecuado entre la tecnología de los materiales y el diseño inteligente del edificio para un desempeño óptimo se vuelven imperantes”.

Según la ONU, nuestro país es el noveno más visitado a nivel global. Así, en México, el turismo cobra cada vez más importancia en el crecimiento económico y la sustentabilidad en la construcción y desarrollo del sector cada vez va aumentando más su presencia y se vuelve no sólo un valor agregado, sino un valor necesario.

Destinos como Huatulco (Oaxaca), Riviera Nayarit (Nayarit) y Baja California se consolidan como verdaderos paraísos sustentables que año con año crecen gracias a su diversificación y cuidado al paisaje natural y la biodiversidad que en ellos habita, ejemplo de ello son los millones de turistas que llegan atraídos por los avistamientos de ballenas en Los Cabos y las playas de Nayarit y Puerto Vallarta.

Poco a poco el turismo de negocios, salud y de retiro para adultos mayores ganan adeptos debido a las nuevas tendencias hacia la sustentabilidad que ofrece un crecimiento ordenado y respetuoso con el entorno y las costumbres y tradiciones originarias.

En declaraciones recientes, el titular de la Secretaría de Turismo, Enrique de la Madrid, anunció que cada año se construyen en promedio unas 12 mil habitaciones de hotel y que cada vez es más frecuente que integren eco-tecnologías que les permitan captar agua de lluvia, ahorrar energía eléctrica, captar energía solar, separar residuos, entre otras.

La Sectur ha implementado programas como Distintivo S para evaluar las prácticas sustentables de los operadores y constructores turísticos y así lograr una verdadera reducción de la huella que el sector a su cargo deja a lo largo y ancho de los miles de destinos turísticos que hay en la República Mexicana.