Search

Salón 16, la cantina mexicana con un toque actual y relajado

Nada como una tarde en el Centro Histórico de la Ciudad de México, con su bullicio y sus prisas, y de pronto descubrir un mágico lugar donde comer y pasar un rato entre amigos. Quizá ese sea el motivo por el que a Salón 16 se le conoce como la esquina del sabor y los gratos momentos.

Esta cantina está ubicada en Av. Independencia esquina con la calle de Dolores, en la colonia Centro, un lugar especial que alberga lo tradicional de la cantina mexicana y lo moderno de su ambiente, juvenil y relajado.

En Salón 16 los comensales pueden disfrutar de los platillos más representativos de la cocina de cantina como cabrito, chamorro, cortes orgánicos, quesadillas o ceviches. O bien, de diversas especialidades muy mexicanas, como pozole (jueves), caldo de cabeza (viernes) y birria (los sábados y domingos).

Cada uno de los platillos está elaborado con el propósito de agradar los gustos de los comensales más exigentes, quienes sin duda podrán satisfacer sus expectativas gastronómicas, al tiempo que gozan de un excelente servicio, que les invitará a repetir la experiencia.

Y, como buena cantina, no pueden faltar los refrescantes cocteles como el Salón 16 y el Mezcal Verde; además de una gran variedad de vinos y licores.

Claro, su bebida estrella es el pulque, el cual se elabora diariamente de forma artesanal por un maestro tlachiquero, dentro de las instalaciones, debido a que el pulque tiene que ser fresco, ya que después de más de 12 horas de elaborado empieza a perder sus propiedades. Así que bien vale la pena probar su diversidad de sabores.

“Ofrecemos el pulque natural y tres curados con sabores diferentes cada día, e incluyen manzana verde, frutos rojos, fresa, cereza, uva, piñón, nuez y hasta pulque sabor vino tinto, todos los cuales son elaborados por nuestro maestro pulquero”, explica Christian Torres, gerente de Mercadotecnia del restaurante.

“Queremos respetar el concepto de una cantina tradicional, en donde al comensal se le recibe con una botana para consumir junto con las bebidas de su preferencia, pero nosotros hemos querido mejorar esa idea buscando incluir a todos los miembros de la familia, para quienes tenemos una gama gastronómica muy amplia para satisfacer los gustos más variados”, agrega Christian.

Otro tema que vale la pena mencionar, es su carta de postres, variados y deliciosos, cada uno de ellos con un toque especial de sabor, que simplemente los hace inolvidables. El postre es un momento ideal para concluir una deliciosa comida.

Como parte de la decoración de Salón 16, sobresalen las pinturas del maestro muralista Farid Rueda, quien tiene un sello muy particular en sus obras al plasmar figuras de animales que en su mayoría están en peligro de extinción.