Search

Los beneficios de las frutas en jugos Natura

Muchos son los beneficios que aportan las diversas frutas, todos ellos contenidos en jugos Natura, explica la nutrióloga Dore Ferriz.

Los jugos Natura son 100 por ciento fruta, sin azúcar adicionada, lo que significa que sólo tienen el dulzor propio de la fruta (glucosa, fructosa, sacarosa), por lo que la porción diaria de ésta puede sustituirse por jugo Natura. Por ejemplo, una naranja equivale a 100ml de jugo Natura.

Importante agregar una fruta diferente a lo largo del día y de la semana, debido a que cada una aporta diferentes vitaminas y minerales.

Jugo de tomate

Por ejemplo, el jugo Natura Tomate es extraordinario, porque un jitomate tiene tan sólo 18 kcal y su aporte nutrimental es muy rico en magnesio y potasio, minerales esenciales que ayudan a regular la presión sanguínea, las contracciones musculares y reducen el riesgo de cálculos.

Además, contiene calcio, hierro, fósforo, triptófano y proteínas, es fuente de vitamina B1, B2, B5, E y C. También presenta carotenoides como el licopeno (pigmento que le da el color rojo característico al tomate), un antioxidante poderoso que puede ayudar a reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer y de enfermedades cardiovasculares.

La vitamina C actúa como antioxidante y ayuda a disminuir la presión sanguínea y los niveles de colesterol. Asimismo, contribuye a la formación de tejido conjuntivo, mantiene la salud de las encías y los vasos capilares, impidiendo de este modo las contusiones leves.

Por su parte la vitamina A, otro componente del jitomate, resulta importante para el crecimiento normal de las células, además ayuda al desarrollo saludable de la piel, del cabello y de las mucosas. También, contribuye a visión adecuada y al desarrollo de huesos y dientes.

Mientras que la vitamina K obtenida del jitomate, ayuda a la coagulación de la sangre, por lo que previene hemorragias.

Jugo de naranja y toronja

Ambas frutas son muy conocidas por su aporte en vitamina C, que favorece a la cicatrización y refuerza el sistema inmunológico. Además, su consumo previene de enfermedades cardiovasculares, la inflamación y algunos tipos de cáncer.

También, contienen calcio, magnesio, beta caroteno, ácido fólico, fósforo, potasio, cobre, zinc, ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico.

Como cualquier otra fruta, contiene fructosa, azúcar de fácil asimilación para el organismo, que mejora la tolerancia a la glucosa y resulta beneficiosa para los diabéticos.

Por su parte, el ácido cítrico es depurativo y analgésico, facilita la digestión de los alimentos, alivia el dolor de estómago, elimina residuos del organismo y estimula las funciones del páncreas y del hígado.

Además, los cítricos alcalinizan la sangre, fortalecen los vasos sanguíneos y el sistema nervioso, aumentan la vitalidad celular y alivian los trastornos intestinales tales como el estreñimiento, hemorroides o divertículos.

Jugo de manzana

Las manzanas son ricas en pectina, una mezcla de polímeros ácidos y neutros muy ramificados que ayudan a eliminar toxinas, a reducir el colesterol, los niveles de azúcar en sangre y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Son buenas para combatir el estreñimiento y la diarrea. Aporta una escasa cantidad de vitamina C, aunque también aporta vitamina E, que es un gran antioxidante.

En lo que respecta a los minerales destaca su contenido en potasio. Su contenido calórico es bajo, 50 kcal por cada 100 gramos.

Jugo de uva

La uva se ha asociado con una mejor salud cerebral y se cree que protege contra enfermedades neurológicas agudas y crónicas.

Su ingesta, a través de jugo Natura Uva causa relajación arterial y otros efectos metabólicos favorables.

Numerosos estudios han indicado que los flavonoides del jugo de uvas tienen efectos anticoagulantes similares al de la aspirina.

Un estudio encontró que las uvas de mesa protegen el corazón y los vasos sanguíneos contra el daño ocasionado por la oxidación de los tejidos, similar a los efectos ampliamente conocidos del vino tinto.

Su contenido en ácido fólico y vitamina B6 intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y la formación de anticuerpos del sistema inmunológico, por lo que resultan especialmente recomendables durante los primeros meses de gestación, ya que puede prevenir la espina bífida y otras alteraciones en el desarrollo del sistema nervioso del feto.