Search

El ingrediente premium de un delicioso postre

La marca originaria de Bélgica, Belcolade, es calificada como el chocolate real de excelente calidad para todo tipo de usos.

Como es sabido, la elaboración de un chocolate delicioso comienza con la cuidadosa selección de los ingredientes. Por ello, la etiqueta premium ofrece el mejor chocolate, gracias al origen de los granos de cacao como los que utiliza la marca para dar como resultado calidad, sabor y aroma, características que permiten elaborar chocolate de calificación superior.

Belcolade no es un producto terminado, es el insumo principal de la mejor chocolatería, panadería, repostería gourmet, praline y pastelería a nivel internacional.

Y lo es porque selecciona y combina solo los granos de cacao de mejor calidad del mundo. El equipo de expertos de esta marca belga analiza los ingredientes en la fábrica de Erembodegem, Bélgica, para verificar que solo se utilicen la masa de cacao, la manteca de cacao y demás ingredientes de la mejor calidad. Naturalmente, solo utilizan manteca de cacao 100% pura y vainilla 100% natural.

Y es que el chocolate es uno de los más importantes legados culinarios de Bélgica.

Esta marca nace en 1988 de la mano de la empresa Puratos, que busca la culminación de una pasión colectiva por el delicioso sabor del auténtico chocolate belga.

Abanico de sabores

En cerca de 30 años, Belcolade ha adquirido fama mundial y se ha convertido en el proveedor preferido de muchos chocolateros de todo el planeta y México no es la excepción.

La marca es respetada por su sabor y calidad superior. Su chocolate es utilizado por miles de chocolaterías, panaderías, pastelería y chefs de todo el mundo. La cartera de productos Belcolade es muy extensa, ya que ofrece una amplia gama de chocolate de alta calidad con la recopilación de diferentes sabores en todo el mundo y el sabor tradicional de  Belcolade Selection.

Belcolade de Leche. Ideal para la elaboración de chocolates, trufas, rellenos, figuras para decoración, crocantes y cubiertas de la más alta calidad. Concentración de cacao 33.5%.

Belcolade Negro (Semiamargo). Su presentación en barra es de fácil manejo y aplicación en chocolatería, pastelería, repostería y gastronomía gourmet. Ideal para la elaboración de chocolates, frutas, rellenos, figuras para decoración, crocantes y cubiertas de la más alta calidad. Concentración de cacao 55.7%.

Belcolade Blanco. Chocolate blanco puro en gotas. Proporciona un buen brillo y aspecto final, textura suave, aroma y sabor agradable. Concentración de cacao 29.8%.

Belcolade Belcostick. Su presentación en forma de palitos, los hace útiles en aplicaciones de panadería y pastelería, especialmente para la elaboración de panes rellenos de chocolate. Concentración de cacao: 44%.

Plantación Tikul

Además de sus productos, Belcolade cuenta con otros proyectos en México, como lo es Tikul, un desarrollo que desde 2009 es el primer proyecto de cultivo de cacao en su tipo en Yucatán, que cuenta con un centro de investigación de esta semilla, muy escasa en el mundo, y por lo mismo muy apreciada.

A partir de este plantío, el conocimiento y experiencia adquiridos se creó Choco-Story México para conservar una práctica milenaria que se había perdido en la región.

Choco-Story Uxmal, El Museo del Chocolate es un espacio cultural, enfocado en mostrar la trascendencia histórica y cultural de este alimento, además de resaltar los atributos medicinales y  alimenticios del cacao, una semilla apreciada y valorada desde hace miles de años por diversas civilizaciones.

Choco-Story Uxmal forma parte de un circuito de museos situados en diferentes ciudades europeas como Praga, Brujas, París, Bruselas, Nueva York y Beirut bajo la misma temática, de dedicar la mayor parte de su conocimiento en mostrar al mundo la relevancia de los mayas y los aztecas, primeros en descubrir las bondades  y propiedades alimenticias del cacao.

Su diseño está inspirado en la antigua Hacienda Uxmal, por ello las salas de exhibición son pequeñas chozas mayas construidas a la usanza tradicional, paredes de tierra roja y techos de palma de guano que se incorporan perfectamente al paisaje selvático.

Su acervo se compone de reproducciones de piezas arqueológicas como estelas, vasijas, códices y tapas de incensarios; la recreación de un entierro con su ofrenda y una destacada colección de chocolateras y tazas de cerámica y cobre que datan del siglo XVI al XVIII, las cuales fueron prestadas por los recintos hermanos de Praga, Brujas y París.