Search

Arándanos, el toque saludable día a día

Con el objetivo de brindar información actualizada de un alimento que podría ser ideal para la población mexicana, gracias a sus aportes nutrimentales, se llevó a cabo la Feria de la Salud, dedicada a los Arándanos, el 4 de octubre en la Ciudad de México.

El arándano es una fruta nativa de Estados Unidos, que ha demostrado beneficios a la salud desde hace aproximadamente 400 años, cuando ayudaba a los piratas a prevenir el escorbuto (que se da por deficiencia de vitamina C y les hacía perder piezas dentales), y a los indios americanos a calmar los nervios y a pasar las largas heladas, mezclándolos con miel o harina de maíz.

Actualmente, su producción se centra en los estados del norte de Estados Unidos que, gracias a sus condiciones ideales de clima, agua y tierra, más un meticuloso control de calidad que las familias de productores han logrado mantener generación tras generación; ofrecen arándanos de calidad suprema, ricos en nutrimentos muy importantes para la salud, entre los que destacan la vitamina C, fibra, vitamina A, potasio, calcio y antioxidantes potentes, que en la mayoría de los casos, permanecen en la fruta inclusive después de ser deshidratados o transformados en jalea, polvo o jugo, y cuyos beneficios han sido demostrados en cientos de publicaciones en todo el mundo.

Estas atractivas moras rebotadoras (por las cámaras de aire en su interior), son muy ácidas cuando se consumen frescas, por lo que generalmente son infundidas con endulzantes de manera controlada (midiendo en grados Brix) hasta igualar el dulzor y cantidad de azúcar de otras frutas, por lo que cuando consumimos alguno de sus irresistibles productos, cuidando la porción recomendada, se logra alcanzar la cuota mínima de dos frutas al día propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS), sin elevar el contenido de azúcares en la dieta diaria.

Además de brindar diversos beneficios, como energía de fácil asimilación, digestivos gracias a su fibra y la salud de los tejidos en general por los minerales esenciales que contiene (como el potasio); también puede ayudar a disminuir el riesgo de envejecimiento prematuro, ya que es rico en quercetina, ácido elágico, flavonoides y antocianinas, entre otros, por lo que al consumirlas de manera frecuente, logran neutralizar el efecto dañino de los radicales libres formados por la contaminación, humo del tabaco y/o rayos UV, disminuyendo así el deterioro de nuestras células y con ello el riesgo del tan temido envejecimiento prematuro.

Pero esta capacidad de sus antioxidantes de estabilizar a las células del cuerpo no se queda ahí, ya que al proteger también al material genético, disminuye procesos inflamatorios, el riesgo de mutaciones a células cancerígenas, el tamaño de ciertos tumores, el desarrollo de algunas enfermedades crónicas y aumentar la resistencia ante tratamientos agresivos como la quimioterapia y/o radioterapia.

Los arándanos han demostrado su efecto antiadherente contra algunas bacterias. En este tema, la cirujana dentista Liliana Díaz Loza menciona la propuesta para que sean la próxima superpotencia para la promoción de la salud bucal, gracias a la capacidad de sus flavonoides y proantocianidinas (PACs) para inhibir la adhesión de bacterias como Porphyromonas gingivalis y Streptococcus mutans en la boca, y lograr la disminución del riesgo de infecciones, caries, mal aliento, fuegos bucales, periodontitis y hasta la dolorosa gingivitis. Por lo anterior, menciona que actualmente se evalúa la posibilidad de fabricar un enjuague bucal y/o pasta dental a base de extracto de arándano, que además de efectivos, podrían ser aceptados y tolerados por personas de todas edades.

El arándano posee gran versatilidad, por lo que esta deliciosa fruta logra dar a cada platillo ese toque de color, textura y sofisticación que tanto gusta y por ello es y deberá ser siempre el toque saludable.