Search

Agua de obispo, imperdible en Cuaresma

Los sabores de la Cuaresma destacan en los platillos de las mesas mexicanas con recetas como romeritos preparados con mole; chiles poblanos rellenos de pescado o mariscos, y sopa de habas a la que se agregan jitomate, cebolla, nopales y cilantro.

Y para mitigar el calor de la temporada, no hay como disfrutar de una bebida refrescante y nutritiva como el Agua de Obispo, una mezcla de frutas picadas: betabel, manzana, plátano, naranja y lechuga, explica la chef Graciela Montaño.

Para preparar esta refrescante bebida se necesitan:

  • 2 betabeles medianos
  • ¼ de lechuga orejona fileteada en tiras finas
  • 2 naranjas en gajos
  • 2 manzanas
  • 2 plátanos
  • 10 gr. de cacahuates sin cáscara
  • Hielo y endulzante al gusto.
  • Se ralla finamente un betabel y extraer el jugo del otro.

En una jarra incorporar la lechuga, gajos de naranja, manzana, cacahuates y al final los plátanos, todos partidos en cubos pequeños. Mezclar con agua y endulzar al gusto.

Para apreciar sus tonos escarlata, Graciela Montaño propone servirla en copas de cristal transparente y consumirla habitualmente para aprovechar el calcio, minerales, hierro y antioxidantes que contienen estos alimentos.

México se ubica en la posición número 12 entre los productores de alimentos a nivel mundial, para lo que destina más de 22 millones de hectáreas cultivadas, informa la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Actualmente, en México se producen anualmente alrededor de dos millones 243 mil toneladas de plátano provenientes de 16 entidades del país, principalmente de Chiapas, Tabasco y Veracruz; en manzana, nuestro país produce alrededor de 858 mil toneladas, siendo Chihuahua, Durango y Puebla sus principales productores.

Mientras que en naranja, el país se ubica en la quinta posición de producción a escala mundial, con  más de 4 millones de toneladas al año. México registra un consumo per cápita de este cítrico de 37 kg anuales.

La lechuga, que se produce principalmente en Guanajuato, Zacatecas y Puebla, registra una producción de más de 381 toneladas al año.